parallax background

Cuando el Papa estuvo en La Ceja del Tambo

San Carlos, el pueblo de los murales
15 Noviembre, 2017
La Ruta de la Fe – Tercera Temporada
12 Julio, 2018
 

En 1979, mientras el color se tomaba los televisores del país, y la canción I Will Survive de Gloria Gaynor se posicionaba en las estaciones radiales como una de las más escuchadas ese año, el Oriente Antioqueño vivía en silencio y sin pretensiones la visita de un sacerdote argentino que, 38 años después, revolucionaría la historia de Colombia por cuatro días. Jorge Mario Bergoglio, el Sumo Pontífice católico desde 2013, caminó por las calles de La Ceja del Tambo.

Aunque se desconoce la fecha exacta, se presume que su visita fue entre junio y julio de ese año, puesto que “era época de vacaciones para los muchachos”, cuenta el padre Jhon Fredy Córdoba, residente en el municipio. Según relatos del Padre Rafael Novoa, sacerdote Jesuita y contemporáneo al Papa Francisco, “el entonces sacerdote Jorge Mario Bergoglio, un hombre muy espiritual y recogido, vino (a La Ceja del Tambo) a predicar en 1979 los retiros de unos jóvenes en formación”.

Esas afirmaciones permiten imaginar a un sacerdote sencillo, vestido de negro y peinado de lado, mientras se pasea por las calles del municipio del Oriente, quizá pensando en los “muchachos”, como se refirió siempre a sus alumnos, o en su amado equipo de fútbol: el San Lorenzo de Almagro.

“En los descansos del retiro, Jorge Mario visitó y conoció, además del seminario de los Jesuitas en ese entonces, la Casa de Retiros San Claudio de la Colombier y la finca de retiros San Ignacio”, cuenta el padre Jhon Fredy. Para el año 1981, el seminario desapareció, y aunque conserva la misma estructura, hoy es conocido como Prosocial, lugar donde años atrás se desmovilizaron las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) del Oriente. A diferencia del entonces seminario, las otras dos obras aún son propiedades jesuitas en el municipio.

Mientras ríos de gente se abalanzan al Papa Francisco en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, y él sonríe batiendo sus manos con tranquilidad, las calles de La Ceja recordarán siempre los pasos que 38 años atrás dio sobre ellas Jorge Mario Bergoglio, el tercer Papa que visitó a Colombia y que se despedirá en Cartagena el próximo domingo 10 de septiembre.

En 1979, mientras el color se tomaba los televisores del país, y la canción I Will Survive de Gloria Gaynor se posicionaba en las estaciones radiales como una de las más escuchadas ese año, el Oriente Antioqueño vivía en silencio y sin pretensiones la visita de un sacerdote argentino que, 38 años después, revolucionaría la historia de Colombia por cuatro días.Jorge Mario Bergoglio, el Sumo Pontífice católico desde 2013, caminó por las calles de La Ceja del Tambo.

Aunque se desconoce la fecha exacta, se presume que su visita fue entre junio y julio de ese año, puesto que “era época de vacaciones para los muchachos”, cuenta el padre Jhon Fredy Córdoba, residente en el municipio. Según relatos del Padre Rafael Novoa, sacerdote Jesuita y contemporáneo al Papa Francisco, “el entonces sacerdote Jorge Mario Bergoglio, un hombre muy espiritual y recogido, vino (a La Ceja del Tambo) a predicar en 1979 los retiros de unos jóvenes en formación”.

Esas afirmaciones permiten imaginar a un sacerdote sencillo, vestido de negro y peinado de lado, mientras se pasea por las calles del municipio del Oriente, quizá pensando en los “muchachos”, como se refirió siempre a sus alumnos, o en su amado equipo de fútbol: el San Lorenzo de Almagro.

“En los descansos del retiro, Jorge Mario visitó y conoció, además del seminario de los Jesuitas en ese entonces, la Casa de Retiros San Claudio de la Colombier y la finca de retiros San Ignacio”, cuenta el padre Jhon Fredy. Para el año 1981, el seminario desapareció, y aunque conserva la misma estructura, hoy es conocido como Prosocial, lugar donde años atrás se desmovilizaron las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) del Oriente. A diferencia del entonces seminario, las otras dos obras aún son propiedades jesuitas en el municipio.

Mientras ríos de gente se abalanzan al Papa Francisco en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, y él sonríe batiendo sus manos con tranquilidad, las calles de La Ceja recordarán siempre los pasos que 38 años atrás dio sobre ellas Jorge Mario Bergoglio, el tercer Papa que visitó a Colombia y que se despedirá en Cartagena el próximo domingo 10 de septiembre.

Tomado de: https://bit.ly/2viqySN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *